FUENTE-TÓJAR

Los municipios de la Zona Básica de Priego solicitan a Salud mejoras en la atención sanitaria

Las condiciones laborales de los profesionales sanitarios, la falta de recursos materiales y humanos o la situación del Hospital Infanta Margarita, entre las problemáticas abordadas en este encuentro
Reunión en la Delegación de Salud y Consumo sobre la ZBS  de Priego (FOTO: cedida)
photo_camera Reunión en la Delegación de Salud y Consumo sobre la ZBS de Priego (FOTO: cedida)

La alcaldesa de Fuente-Tójar, Mari Fe Muñoz, ha participado esta mañana en la capital cordobesa en una reunión celebrada en la Delegación Territorial de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía junto con los alcaldes de Almedinilla y Carcabuey, Jaime Castillo y Juan Miguel Sánchez, en la que han trasladado tanto a la delegada, María Jesús Botella, como a la directora médica del Área de Gestión Sanitaria Sur de Córdoba, Soledad Gómez, la «preocupación de nuestros vecinos y vecinas ante la situación que atraviesa la sanidad en nuestro territorio», ha afirmado la primera edil tojeña. 

Un encuentro solicitado hace unas semanas por los propios responsables municipales en el que han podido transmitir las demandas «no sólo de los usuarios y usuarias de nuestros municipios sino también de los profesionales sanitarios» ante «los problemas que estamos detectando en la atención sanitaria, derivados principalmente de la falta de recursos materiales y humanos en nuestros centros de salud, consultorios y el Hospital Infanta Margarita». 

En este sentido, los alcaldes han solicitado formalmente a la Delegación que, dado que la comarca cumple los criterios para ser declarada como Zona de Difícil Cobertura Sanitaria «se determine esta condición para así gratificar el trabajo de los profesionales y hacer más atractivas las plazas en nuestro territorio», ha indicado, añadiendo otras demandas como la cobertura total de las plazas vacantes por concurso de traslados, la dotación de plazas de Pediatría «que solventen los graves problemas que encuentran los padres y madres para conseguir citas para sus hijos e hijas», así como «que los gastos de electricidad, limpieza y mantenimiento del Consultorio Médico pasen a cargo del SAS, dado que los estamos asumiendo con fondos propios cuando no son de competencia municipal», algo que, según Muñoz, «la delegada se ha comprometido a revisar».

Sin duda, las condiciones laborales del personal sanitario han sido un tema central de esta reunión en la que se ha pedido a Salud y Consumo «evitar la precariedad de los contratos mediante procesos de estabilización que den continuidad a los profesionales interinos», así como «el gran problema de las listas de espera que están dando lugar a casos de gravedad en pacientes que precisan de pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas que se dilatan demasiado en el tiempo«, ha declarado la alcaldesa.

Por último, los alcaldes de estos municipios se han interesado por la situación del Hospital Infanta Margarita de Cabra, de referencia para el sur de la provincia, «que en los últimos tiempos está en el foco del debate público por las noticias que nos llegan sobre la falta de profesionales y la posibilidad de cese de actividad en especialidades y plantas de hospitalización».

Así, tanto Muñoz como Castillo y Sánchez han mostrado su interés por conocer cuál es la realidad actual en servicios como la Unidad de Cuidados Intensivos -UCI-, Dermatología y Traumatología. En este sentido, las responsables sanitarias han manifestado que las plazas de facultativos ya se encuentran cubiertas en estos servicios, salvo en Dermatología donde «de los dos facultativos sólo hay operativo uno de ellos a dos tercios de jornada, ya que la otra plaza se encuentra vacante por baja de su titular y no se ha podido cubrir aún», ha indicado la alcaldesa.

Po último, Mari Fe Muñoz ha agradecido a la delegada y a la directora médica «que nos hayan recibido y se hayan mostrado dispuestas a estudiar estas propuestas y demandas», destacando que «seguiremos vigilantes para que, poco a poco, se vayan implementando estas mejoras con las que sólo pretendemos que la ciudadanía de nuestra zona rural pueda disfrutar de su derecho a una atención sanitaria pública, eficaz y de calidad».